2015, las dos cuestiones a las que se enfrenta España: la independencia de Cataluña y la irrupción de PODEMOS. (colaboración)

Consideraciones desde la izquierda antisistémica.
Dedicado a los compañeros Salvador López Arnal que, desde sus primeras “Noticias de la otra Cataluña” hasta sus segundas “Crónicas sabatinas”, tanto hemos aprendido de esa región de España; y a Santiago Alba Rico, cuyos análisis sobre la izquierda mundial y española en particular, tanto nos enseñan y necesitamos para orientarnos dentro de la densa madeja del “caos sistémico” en el que nos encontramos
Rodolfo Crespo (España)

España afronta en el 2015 dos grandes asuntos: la independencia catalana y la irrupción de la agrupación política PODEMOS, ambos procesos están en curso, en marcha, y en el actual año (a menos que las elecciones generales se alarguen hasta el primer trimestre de 2016 y que la situación catalana se enquiste, cosa que no creemos, aunque su evolución también puede tener un mayor recorrido en el tiempo) seguramente veremos el desenlace.
A la luz de los acontecimientos actuales, ¿qué posibles resultados se perfilan en el horizonte?, ¿qué consecuencias traerá para los distintos actores en los perímetros del Estado español?, ¿hacia qué lado conviene posicionarse la izquierda antisistémica en ambos casos?.
Las ansias independentistas de Cataluña no son nuevas, algunos historiadores las remontan 300 años atrás (1), en algunos periodos entraba en hibernación, mientras en otras épocas, salía de la cápsula en la que se conservaba desplegándose con más o menos fuerza, según los motivos que catalizara su reaparición, sin morir nunca, ni perder jamás su capacidad de demostración cada vez que las condiciones le fueron propicias.
Los inicios del siglo XXI (gobiernos de Zapatero, Partido Socialista Obrero Español) (2) y comienzos de la década de 2010 (gobierno de mariano Rajoy, Partido Popular) marcan el último resurgimiento del sentimiento soberanista catalán. Pero, ¿qué es lo que lo ha impulsado esta vez, cuyo vigor parece sobrepasar todas las ocasiones anteriores en que el mismo se ha manifestado?, ¿qué es lo que nos lleva a percibir que esta vez (más allá de las gigantescas manifestaciones de calle, jamás vistas y repetidas un año tras otro después de 2012, superándose en cifra de participantes en cada ocasión y mostrando en las últimas claros mensajes simbólicos(3), que la balanza parece inclinarse hacia el bando independentista, pese a que la correlación de fuerzas (que nunca le será favorable) le resulta adversa a nivel del reino de España al estar tanto en el nivel de las fuerzas políticas como en el plano ejecutivo, legislativo y judicial copados todos por fuerzas nacionalistas españolas?.
No hay dudas que después de la crisis de 2008 (sistémica y global, pese al mito rejuvenecedor que debía provenir de los llamados países emergentes) el capitalismo catalán (enclavado dentro de la estructura financiera, fiscal y organizativa del capitalismo español, cuyas reglas actuales datan de la época del inicio de la transición española y el montaje de del Estado de las autonomías de 1978) se muestra virtualmente quebrado, en proceso de colapso, sin salida posible, agotadas las fuerzas motrices de su acumulación de capital, esencia y razón de ser del sistema (4), pero sin alternativas de sobrevivencia (que es a lo único que puede aspirar) aún dentro del sistema si perviven y continua su desarrollo dentro de los actuales marcos regulatorios del capitalismo financiero y oligárquico español.
Es ésta, y no otra, la verdadera causa que plantea el desafío independentista de Cataluña al estado español, más allá de la lengua, tradiciones, sangre (cuyo color y ADN “original” algunos estarían seguro dispuestos a revelar, pese al asombro de la muchedumbre y la incredulidad de la ciencia), así como una historia común (¿qué pueblo, comarca, región y barrio no la posee?) y el correspondiente martirologio, que rico o pobre, se dispondrá siempre en un altar, cada vez que, para justificar sentimentalmente una u otra causa, se requiera acudir a él.
Dos ejemplos muy sencillos ilustran lo anterior: los presupuestos catalanes de 2015 comprenden entre sus partidas 2 500 millones de euros que no se tienen, su recaudación no se prevé ni siquiera al “milagro” de un renacer productivo o emprendedor, de última hora, de algún avieso y arriesgado actor, sabemos que eso es imposible y que, como bien dice el dicho de la siempre sapiente sabiduría popular, “los milagros [que no existen] ni en Lourdes”; la tenencia de dicho monto (para cubrir el pago de alguna prestación social básica) se cifra en la esperanza de obtenerlos de alguna “negociación política” con el gobierno central del reino (5). Esperemos que llegue el momento y el desenlace; por lo visto la burguesía catalana está dispuesta a lanzar la pelota sobre el bando de la burguesía española, y ya sabemos lo que el resultado de la misma puede traer, en la exacerbación de las ansias independentistas de la región de Cataluña, cualquiera sea el resultado de la negociación: si el gobierno central de España se niega a sufragar el monto, sobre sus espaldas recaerán las culpas de los servicios no recibidos por los ciudadanos de Cataluña, y si deciden abonar la cuenta que le ha pasado el gobierno catalán, siempre será visto por los nacionalistas como las migajas que acepta el limosnero oprimido, por el yogo de la nación opresora.
Y el segundo ejemplo es, que la prórroga de los presupuestos (sin incluir en ellos los 2 500 millones de euros resultado de la “negociación política”) dado el nivel actual de recaudación, supondrían un déficit ( y por ende un recorte) de 5 mil millones de euros, equiparable al gasto de los seis hospitales más grandes de Cataluña (6).
Por todo ello, Cataluña esta urgida a dejar de enviar hacia la hacienda española, aquellos recursos financieros que por concepto de recaudación fiscal actualmente envía hacia el poder central en Madrid, necesita quedarse con ellos, so pena de ver reducidos ciertos servicios y prestaciones en su territorio.
¿Solucionaría Cataluña su situación, quedándose con todos los impuestos que recauda, lo que en el argot económico se conoce como teniendo hacienda propia?. Antes de analizar más detalladamente, daremos una respuesta concisa: No solucionaría su situación, pero sería un paliativo para la misma.
El paliativo se basa en el hecho, de que en la actual situación (y aún en el inmediato medio plazo) no hay otra forma de conseguir los recursos que se necesitan, sino es apropiándose de todo lo que una hacienda propia podría colectar.
Pero, ¿por qué no solucionaría la situación?, para hallar la respuesta tenemos que abordar la relación fiscal y comercial contractual de Cataluña con España. En el primer caso (la relación fiscal) Cataluña padece una situación de déficit; y en el segundo caso (la relación comercial) Cataluña goza de una situación de superávit en sus vínculos comerciales con el resto de España. Es decir, el fenómeno por el que aparentemente en la relación fiscal, Cataluña sale perjudicada en sus nexos con el resto de la península (e islas adyacentes), es el mismo que le permite salir favorecida en la balanza exportaciones-importaciones con el resto de las regiones españolas, con un peso considerable a favor de las primeras. Y es que el déficit fiscal catalán con el gobierno español y que tanta disputa es objeto, a la hora de redistribuir los recursos del presupuesto nacional central entre las distintas comunidades autónomas, es el mismo que le permite salir airosos a los catalanes, con un saldo favorable en el importante par económico exportaciones-importaciones a favor de las primeras. Como puede verse el déficit fiscal de Cataluña es al mismo tiempo el que posibilita financiar sus exportaciones al resto de España.
Puede parecer rocambolesco, pero así funciona la economía entre Cataluña y España: los españoles compran a los catalanes con el dinero que antes han recibido de éstos (a través de la aportación fiscal de Cataluña a la hacienda española), y los catalanes logra vender sus mercancías al resto de España, porque antes han entregado a los españoles el dinero, con el cual éstos le comprarán sus producciones (7). Un bonito juego que ha funcionado hasta que la crisis mostró la fragilidad que lo sostenía.
Como el superávit comercial catalán antes dicho equilibra el déficit fiscal también mencionado, y como el padecimiento que se sufre con el segundo queda neutralizado con el gozo que se disfruta al disponer del primero, casi no hay que demostrar que la situación no tiene solución.
Queda sin embargo una fácil objeción: eliminando el “fatídico” déficit fiscal que agobia a Cataluña, razonarían sus ciudadanos, los productores catalanes buscarían mercados sustitutos para sus productos, los mismos que antes iban al mercado español, y que ahora, se tornaría insolvente, en el supuesto de una hacienda propia. Pero ese es el gran problema de la economía-mundo capitalista, la falta de mercados, la insuficiente demanda solvente, pese a que vivimos en un mundo en el que, para casi el 90% de de la población falta de todo.
Es la crisis sistémica del capitalismo la causa del comienzo de la insolvencia de la economía catalana, y no sólo de ella; es el inicio de ese proceso de “cansancio” en la incesante acumulación de capital en la región de Cataluña (no importa lo rica que sea o haya sido, nunca identifiquemos al capital con cosas materiales, aunque sean éstos, alguna de la formas en que éste se manifieste), es el agotamiento de las condiciones para la inversión de capital con criterios de rentabilidad y eficiencia capitalista los que hacen de Cataluña, ni aún independiente ni con hacienda propia, pueda sostener los niveles de consumo y servicio que en otros momentos pudo sostener y disfrutar.
Entonces, si la cuestión de Cataluña no tiene solución, en el sentido en que la mayoría de sus habitantes imaginan, quieren y desean, ni como nación, país o Estado independiente, pero tampoco integrada dentro del Estado español, ¿qué actitud asumir la izquierda antisistémica ante la independencia de Cataluña, vivamos en Cataluña, en el resto de España o en cualquier otro lugar?. Sin ambages de ningún tipo, debemos apoyar la independencia de Cataluña si ese es el deseo y la aspiración de su gente. ¿por qué?. Porque si como hemos dicho, la independencia de Cataluña no solucionaría lo que tampoco se podrá obtener, permaneciendo dentro de la estructura autonómica española, pronto caerán los argumentos y las promesas de la burguesía y la socialdemocracia pequeño-burguesa catalana, que actualmente son las que hegemonizan el proceso independentista. Lo mismo ocurrirá en el resto de España, que sin déficit fiscal catalán, tampoco podrán sostener la desproporcionada relación importación-exportación con la región catalana, con saldo favorable de la primera sobre las segundas.
Ante la virtual quiebra de comunidades autónomas y regiones enteras de España: ¿qué decirle al pueblo español?, ¿seguirán siendo los “ávaros” catalanes los chivos expiatorios de la situación de ruina y abandono de extensas áreas de la península e Islas integrantes de ella, o es la acción en sus tierras de las leyes del capitalismo, que son fieras y descarnadas, pero mucho menos cuando te explota directamente que cuando te mantiene en la periferia como reserva, cuando no como desechos de procesos acumulativos y destrucciones creativas anteriores, como ocurre de hecho ya en varias regiones peninsulares e insulares del reino de España, aún sin sentir los efectos de la independencia catalana que permanecieron ignoradas para el capital nacional e internacional incluso, en el periodo de “España va bien” (1998-2010), cuando éste ubicó a la península ibérica e Islas constitutivas del Estado español, como uno de sus preferidos y más rentables nichos de inversión?. La burguesía española teme ese momento y por eso siente pánico ante la independencia de Cataluña y por eso las fuerzas antisistémicas debemos apoyarlo. La izquierda antisistémica debe trabajar contra lo que ha sido uno de los factores más importantes de estabilización del sistema capitalista en los últimos 200 años “el optimismo de los oprimidos” (8).
Desde los arrabales más populares del barrio madrileño de Lavapiés PODEMOS surge a inicios del año 2014, su intencionalidad fue clara desde el alumbramiento, presentarse a las elecciones europeas de ese mismo año.
Las elecciones europeas son bastante simbólicas, pero el propio esquema que éstas plantean, al considerar a España como circunscripción electoral única abría, después de años de acumulación de fuerzas en los sectores populares (entre manifestaciones, huelgas y una politización popular en la base, propiciada por el movimiento 15-M) una buena oportunidad de mostrar, que el movimiento popular estaba dispuesto y lo más importante, en condiciones de iniciar una nueva etapa de lucha, aunque fuera en una convocatoria electoral que asignaba a los elegidos un poder poco más que testimonial.
Es así que, con escasos tres meses de margen con la cita en las urnas, PODEMOS se puso en marcha. Hay que destacar que, desde el mismo comienzo, aunque nadie sabía la fuerza telúrica que contenía, y el poyo popular masivo que a un año tendría (9), la que podría convertirla en una organización política, que dada la fuerza y autosuficiencia ganada, podría prescindir de pactos con agrupaciones del mismo corte e ideología.
Desde el inicio, sin embargo, PODEMOS salió a buscar un pacto de unidad de todas las fuerzas de izquierda, y por supuesto, con la que se consideraba la cancerbera de la misma en toda la región peninsular: Izquierda Unida (IU), organización que manaba de los permisos y peajes otorgados por los dueños del sistema tras el final de la dictadura de Francisco Franco, lo que se ha dado en llamar el régimen de la transición de 1978.
Así fue que Pablo Iglesias, el alma de PODEMOS llegó hasta Julio Anguita, un viejo personaje de la izquierda ya jubilado, pero que en realidad nunca se ha retirado como tal, muy discutido por aquella archipolémica decisión conocida como la “pinza Aznar-Anguita”, pero de una considerable influencia moral sobre los miembros (incluidos dirigentes) de la organización socialdemócrata de la izquierda española. ¿Qué dijo Anguita ante el ofrecimiento del novel líder? “La propuesta de Iglesias me parece excelente, aunque me debo a IU” (10). Es así que, ante la negativa de unidad de Izquierda Unida, Iglesias, Monedero y Errejón deciden acudir solos a las elecciones europeas. El resto ya se conoce: sin prácticamente conocerse, carente de recursos y con una presencia casi exclusivamente en Madrid, PODEMOS llegó en la práctica, a igualar los resultados obtenidos por Izquierda Unida, resultados que no había que ser muy listo, para reconocer que en ellos Izquierda Unida había recibido una soberbia advertencia desde sus propias huestes: los electores de izquierda, o los que siendo de izquierdas hasta mayo de 2014, se abstenían, porque veían en ella la organización que los representara.
Ante tal panorama, ¿qué debemos hacer los ciudadanos con una opción antisistémica, por donde tirar?, ¿qué recomendar a Izquierda Unida y PODEMOS?, ¿qué debiera hacer la izquierda española, responsable y sin complejos, con vocación antisistémica y dispuesta a algo más, que a conducirse dentro del statu quo vigente?.
También sin ambages de ningún tipo, consideramos, que debemos apoyar, en todos los lugares donde se presenten.
¿Y qué decir de la unidad de las fuerzas de izquierda?. Hace casi un año (11) abogábamos por la unidad de las mismas; en aquel entonces el ofrecimiento que PODEMOS hacía a Izquierda Unida fue rechazado por ésta, pero ahora la situación ha cambiado, es Izquierda Unida quien tiende la mano de la unidad y por el pacto a PODEMOS. ¿Por qué lo hace?, y ¿?qué actitud debiera asumir la emergente organización de izquierda que lidera el profesor Iglesias?
Izquierda Unida sabe, que en aquellas elecciones donde PODEMOS se presente (ya ha dicho que desecha por el momento, presentarse en las municipales, con alguna posible excepción en las grandes ciudades) será barrida del mapa. El propio Cayo Lara (coordinador federal de la organización) al percatarse de las olas tsunámicas que se le vienen encima, renunció a ser el cabeza de lista de Izquierda Unida en las próximas contiendas. En su lugar se ha designado a Alberto Garzón, un personaje proveniente del 15-M, cooptado por Izquierda Unida para hacerle frente a aquel “mayo del 68”, que se vivió en las plazas de las ciudades españolas en mayo de 2011, de cara a las elecciones municipales y autonómicas de aquel año (12). En realidad, no creo que la situación de Izquierda Unida sea de cambio de figuras; recientemente, el 31 de octubre de 2014, en una visita a Pamplona para una Asamblea Abierta (¡sic Abierta!), un grupo de jóvenes que llevaban algunas preguntas, para quien se erigiría en el flamante candidato de la organización socialdemócrata menos de dos meses después, rápidamente fueron abordados por los principales representantes de Izquierda Unida y del Partido Comunista en Navarra, para manifestarles, que se preguntas nada, que “Garzón venía invitado por ellos a y tenía que llevarse una buena imagen de la comunidad autónoma”. Ojalá esto no ocurra en las otras regiones de España, porque si unido al fenómeno PODEMOS, se agrega la falta de diálogo y conectividad con las masas (recordar el exabrupto de la Sra. Mayte Mola, secretaria general del partido Comunista de Navarra, también en una reunión ¡abierta! Con simpatizantes de la agrupación (13), entonces habría que decir, que Izquierda Unida no solo cava y definitivamente su propia tumba, sino que se le está ocasionando un grave daño al pueblo español, por figuras que lejos de representarlos, se están comportando como una verdadera casta elitista, con lo cual PODEMOS tiene razón.
En cuanto a las coaliciones que pudieran formarse, debemos decir que, cualquier pacto de cara a las próximas convocatorias electorales, puede acarrearle a PODEMOS graves consecuencias, ya sea con Izquierda Unida o cualquier otra agrupación política, por varias razones:
1. El actual o previsible electorado de PODEMOS, proveniente de Io hace, porque la organización socialdemócrata de la izquierda española, ha ido perdiendo, pese a la agudización de la crisis estructural del capitalismo, su esencia y carácter antisistémico, cuando debiera ocurrir lo contrario. Izquierda Unida es percibida por el electorado de izquierda, adscripta al sistema, como algo que jamás pondrá en peligro el statu quo, y que cuando no forme parte del establisment se ha adaptado a vivir en él. En otras palabras Izquierda Unida quiere hacerse con el poder para gestionar el sistema desde según dicen posiciones de izquierda; y debemos recordar a PODEMOS y a todos que se puede aspirar a otro tipo de sociedad, pero no a un capitalismo diferente del capitalismo realmente existente.
2. Mirando lo que más nos interesa a todos, que es el pueblo español, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que todos aquellos ciudadanos, que por sus intereses, aspiraciones o perfil ideológico, votan a Izquierda Unida, sin contradicción alguna para ellos, pueden hacerlo por PODEMOS, mientras que no todos, y seguro fijo muchos (en estos momentos no podemos decir si son o serán la mayoría) de los que han votado o votarán por PODEMOS, jamás lo harán por Izquierda Unida, porque no lo han hecho nunca.
3. Por otra parte, si consideramos cierta aquella apreciación, de Luis Alegre Zahonero, de que “nos encontramos con una situación en que por primera vez [en España] el sentido común es de izquierdas y su expresión política es de derechas” (14), jamás Izquierda Unida los captará en unas elecciones, mientras que PODEMOS, por no ser conocido como tal de izquierda (pese a que no creo que alguien piense a estas alturas que sea de derechas) si puede atraer y fidelizar esa masa electoral.
Incorporar a las listas de PODEMOS figuras conocidas de Izquierda Unida, es olvidarse de las imágenes masivas del pueblo español, diciendo y gritando sin rubor alguno, que “no nos representan” (todos, no sólo los políticos del Partido Popular, y Partido Socialista Obrero Español, sino también los de Izquierda Unida y los sindicatos), ni tampoco recordar, que cuando Cayo Lara asistió a alguna manifestación antidesahucio, fue increpado y conminado a retirarse (15), porque tampoco debemos ignorar que fue la aparentemente apolítica Plataforma contra los Desahucios (suavemente nombrada como Plataforma de Afectados por la Hipoteca) y no Izquierda Unida, quien tomó la iniciativa y ha estado haciendo frente a las fuerzas policiales, cada vez que venían a desalojar a una familia, sin tomar en cuenta siquiera, si en esa casa vivía una anciana/o, una discapacitada/o, una mujer embarazada o niñas/os. El propio Garzón decía una cosa, cuando era portavoz del 15-M en la Puerta del Sol, y otra cosa, cuando ya “asimilado” él por el poder burgués, sus compañeros de antes en las tiendas de campaña en las calles y plazas de la Península, se disponían a tomar el Congreso de Diputados, donde ahora él era tribuno.
Y esa es una lección que no puede olvidar PODEMOS, el hecho de que la burguesía española, a través de Garzón, le diera una representación a las fuerzas antisistémicas del 15-M, en la cámara exquisita del legislador burgués peninsular, para controlar y “cooptar” a los enemigos del sistema, es lo que finalmente ha conducido a que surgiera PODEMOS.
La historia ha demostrado que, siempre que alguna organización antisistémica y/o sus líderes (bien por estrategia errónea, traición o constricción sistémica) se ha integrado y ha quedado asimilada al establisment burgués, también, siempre y rápidamente, ha sido abandonada por los pueblos, sustituida por otra, apareciendo nuevos líderes: PODEMOS, Iglesias, Monedero y Errejón son ejemplos de esa ley infalible y de hierro, que siempre ha acompañado, desde el quiebre cultural de 1968, con continuación en 1989, hasta nuestros días al sistema-mundo moderno; así seguirá siendo, PODEMOS debe saberlo, y nuestra tarea, junto con la de todos los radicales y antisistemas españoles es, evitar que ello suceda, y PODEMOS se erija en una alternativa real del pueblo español a la situación vigente.
Sin embargo, debemos hacer algunas consideraciones a PODEMOS, siempre condicionadas al hecho, de que sus miembros, base social y dirección, opten por mantener el perfil antisistémico con el cual, lograron su primer éxito en mayo 2014, y han ido ampliando las expectativas desde aquel entonces entre la población.
1. España tiene un 30% de población con derecho a voto, que regular y sistemáticamente no asiste a votar; ese es el mismo porcentaje que voto al Partido Popular que actualmente, y contra toda lógica matemática, ostenta más del 50% de los diputados en el Parlamento español, lo que le concede mayoría absoluta a la hora de gobernar y legislar. Algunos consideran que esa enorme masa electoral, que es antisistémica por naturaleza, excluida y desechada por el régimen capitalista, contiene dentro de sí, mucho potencial de apoyo a PODEMOS. Hay que tenerla en cuenta, reivindicar sus derechos y cumplir sus exigencias, que llevan todas hacia un nuevo modelo de sociedad, más justo, democrático e incluyente.
2. El núcleo duro de votantes del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español jamás votará a PODEMOS, ya sea por su posición de clase o analfabetismo político, aunque si hay muchas personas (sobre todo mayores de edad) que siempre lo han hecho a éstos dos partidos políticos, que conviven (incluso a veces son el sostén familiar) con personas jóvenes que sufren las consecuencias de la crisis capitalista (desempleo, empleo precario, bajos salarios, personas con una edad que los capitalistas ya no contratan), que debidamente conducidos pueden y deben ser votantes de PODEMOS.
3. En las actuales condiciones de desarrollo del capitalismo la opción socialdemócrata es pura ilusión (16). Su remarcamiento, sobre todo, después de que llegara a España (cierto, como se dijo ya, con 43 años de atraso respecto a la Revolución Cultural de 1968) la desilusión de las masas, con los resultados obtenidos tras más de tres décadas de transición democrática fracasadas, en el sentido de transformación de la sociedad en algo que brinde igualdad de oportunidades para todos, no solo es un error táctico, sino una lectura equivocada, del momento actual de la evolución del sistema capitalista, es por ello que acción de PODEMOS debe ser revolucionaria, no reformista. Nos preocupa en ese sentido las declaraciones de Pablo Iglesias “Defendemos lo bueno del sistema” (17), (¡¿Qué tiene de bueno el sistema capitalista?!), y en la presentación del Plan Económico de PODEMOS aquello de que “Las propuestas que asumimos son las que hasta no hace mucho tiempo iba a asumir cualquier socialdemócrata” (18).
4. La última consideración es la participación en las próximas elecciones que se avecinan, que son tres: municipales, autonómicas y generales. PODEMOS ha manifestado que desecha las municipales (con la excepción, como se ha dicho, de alguna de las grandes ciudades), algo que tiene su lógica en que “habida cuenta de su carácter aún invertebrado, de su escasa tradición en los territorios y de las redes clientelares montadas por el bipartidismo (sobre todo en las poblaciones pequeñas) durante los últimos treinta años, Podemos no puede presentarse a las elecciones municipales, pues no es de descartar que, de hacerlo, se obtengan pocas concejalías e incluso que, allí donde se logren, se haga a través de las propias redes clientelares locales” (19); pero ese es el gran problema, ¿en el barrio voto por mi amigo de copas, de caza o pesca, o por quien nos ofrece comidas (siempre a cargo de los fondos del Ayuntamiento, pero comidas ofrecidas al fin y al cabo) en la plaza del pueblo, aunque éste sea del Partido Popular, y ese mismo día para las elecciones autonómicas llevo la lista de PODEMOS?, es un poco complicado, pero la vida misma también lo es, veremos que sale de todo ello. Nuestra opinión es que donde quiera pueda organizarse y vertebrarse como partido político se presente como tal, de todas formas las contradicciones hay que ponerlas a pelear entre sí, y consideramos acertada, más bien casi que orientativa y programática, aquello que esa eminencia de la izquierda española que responde al nombre de Santiago Alba Rico decía al respecto “Podemos está atrapado en una especie de maldición crematística impuesta por el doble régimen -mediático e institucional- del 78: no puede dejar de crecer sin languidecer y morir y es seguro que, al margen de esa atmósfera perversamente vital, no va a crecer o no tanto como para no perder energía” (20).
rodohc21@gmail.com
Notas.
1. Recomendamos la Ponencia del historiador Josep Fontana en el simposio histórico "España contra Catalunya: una mirada histórica (1714-2014)" disponible en http://www.sinpermiso.info/articulos/ficheros/fontana.pdf y el interesante análisis que de ella hace Jesús Mª Montero Barrado disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=178613
2. En el primer mandado de José Luis Rodríguez Zapatero se tramitó el Estatuto de autonomía más reciente de Cataluña, que fue aprobado por las Cortes Generales y posteriormente refrendado por los ciudadanos de Cataluña el 18 de junio de 2006; posteriormente el Tribunal Constitucional español mutiló algunas de sus partes. Esta norma institucional básica de Cataluña las Cortes Generales de España han aprobado también otras en 1932 y 1979.
3. Algunas de esas imágenes son: La Vía Catalana hacia la Independencia, también conocida como Vía Catalana; cadena humana de unos 400 km en Cataluña promovida por la asociación independentista Asamblea Nacional Catalana para el 11 de septiembre de 2013 con el objetivo de reivindicar la independencia1 de Cataluña. Siguió el trazado de la antigua Vía Augusta, desde la localidad francesa de Le Perthus hasta la localidad valenciana de Vinaroz (ambas incluidas), atravesando Cataluña de norte a sur; y la V de la victoria en 2014 durante la celebración de la gran fiesta catalana: la Diada, que recuerda la caída de Barcelona a manos de las tropas borbónicas el 11 de septiembre de 1714, formando una V en las calles de la ciudad. Según el Ayuntamiento de Barcelona (CiU), 1.800.000 catalanes participaron en la 'V' independentista
Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2234936/0/diada-cataluna/debate-soberanista/directo/#xtor=AD-15&xts=467263
4. “El capitalismo no es la mera existencia de personas o compañías produciendo para la venta en el mercado con la intención de obtener una ganancia. Tales personas o compañías han existido por miles de años a lo ancho y largo del planeta. Tampoco es definición suficiente la existencia de personas asalariadas. El trabajo remunerado ha sido conocido por miles de años. Nos encontramos en un sistema capitalista sólo cuando el sistema da prioridad a la incesante acumulación de capital. Frente al uso de la definición, sólo el sistema-mundo moderno ha sido un sistema capitalista”. Wallerstein, Immanuel. “El sistema-mundo moderno como economía-mundo capitalista: producción, plusvalía y polarización”. Capítulo II del libro “Análisis de sistemas-mundo. Una introducción”. Disponible en http://www.manuelugarte.org/modulos/teoria_sistemica/analisis_de_sistemas_wallerstein.pdf
5. El conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, en el Parlament de Catalunya para el acto de entregar de los presupuestos aprobados por el Govern de la Generalitat para 2015, dijo que eran unos presupuestos rodeados por una situación complicada y "anómala" como él mismo ha definido, ya que al meter dinero que no se tiene en partidas del mismo, el único modo de obtenerlo es el plus de política que conllevan, de hecho, "los recurso no suben sino que retroceden" con respecto a otros años, por lo que manifestó que: "Estos presupuestos tienen plus político porque reclamarán las deudas históricas". “Mas Colell presenta unos presupuestos con un plus político ante la falta de ingresos”. Periódico “La Vanguardia”. Edición digital. 2 de diciembre de 2014. Disponible en: http://www.lavanguardia.com/politica/20141202/54420444130/mas-colell-presenta-presupuestos-plus-politico-falta-ingresos.html

6. Según Oriol Junqueras, de Ezquerra Republicana de Cataluña “…aprobar unos presupuestos autonómicos para el 2015 supondría asumir una reducción de 5.000 millones de euros en los ingresos lo que, según sus cálculos, es mucho más dinero de lo que cuestan los seis hospitales más grandes de Cataluña, el gasto farmacéutico y los Mossos d'Esquadra.” Disponible en http://www.diariocritico.com/nacional/artur-mas/independencia-de-cataluna/oriol-junqueras/consulta-soberanista-cataluna-2014/464569
7. Este mismo sistema es el que ha posibilitado a China consolidarse como una potencia exportadora; comprando bonos del tesoro de EE. UU. financia las compras que éstos hacen en el gigante asiático, el dinero vuelve a retornar hacia China, iniciándose un nuevo ciclo. Todo el mundo sabe que esto no es eterno, puede funcionar perfectamente bien (y de hecho así ha sido)un cierto período de tiempo. La crisis irresoluble (por muchos cuentos que nos hagan) ha demostrado la endeblez del mismo. Como China ha iniciado una lenta pero irreversible retirada del juego, se acabaron los mercados para sus productos, y los “famosos recortes y austeridad en occidente”; en esa situación y momento nos encontramos ahora.
8. Wallerstein, Immanuel. El sistema-mundo moderno en crisis: bifurcación, caos y opciones. Capítulo V del libro “Análisis de sistemas-mundo. Una introducción”. Disponible en http://www.manuelugarte.org/modulos/teoria_sistemica/analisis_de_sistemas_wallerstein.pdf
9. Encuestas realizadas siempre por estructuras controladas por la burguesía, le dan entre la primera y la tercera intencionalidad de voto entre los encuestados
10. Julio Anguita: "La propuesta de Iglesias me parece excelente, aunque me debo a IU". Periódico Público 20 enero 2014. Disponible en http://www.publico.es/politica/julio-anguita-propuesta-iglesias-me.html
11. Crespo, Rodolfo. “Izquierda Unida” y “Podemos”, o el dilema de la izquierda española . Rebelión 1 de febrero de 2014.Disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=180264
12. El Movimiento 15-M, también llamado movimiento de los indignados, es un movimiento ciudadano formado a raíz de la manifestación del 15 de mayo de 2011 (convocada por diversos colectivos), produciéndose tras ella una serie de protestas pacíficas en España, con la intención de promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo PSOE-PP, con lemas como el de la manifestación del 15 de mayo: “No somos marionetas en manos de políticos y banqueros” o “Democracia real ¡YA! No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. Es por casi todos aceptado que de su empuje surgió PODEMOS.
13. Un asistente exponiendo sus ideas, en el debate sobre “La Alternativa Económica de Izquierda Unida frente a la Crisis” en noviembre de 2012, fue interrumpido por Sra Mola espetándole estas palabras: “estas compitiendo con ventaja, no te estoy escuchando y no te voy a responder ninguna pregunta”, y eso que la Sra Mola dice ser comunista que si no¡¡¡. Vázquez Izquierdo, Nardo. La crisis estructural del capitalismo y la actitud de la izquierda. América Latina en Movimiento. Disponible en http://alainet.org/active/64134&lang=es
14. Presentación en Madrid de "¿Podemos seguir siendo de izquierdas? Panfleto en sí menor". Intervenciones de Luis Alegre, Yayo Herrero y el autor, Santiago Alba. Rebelión 10 de febrero 2014. Disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=180405
15. La izquierda sistémica española se espantó y quedó estupefacta ante aquellos actos espontáneos del pueblo llano, algunos (incluso también dentro de la izquierda sistémica) los llegaron a considerar por su acción como episodios de una plebe de pobre formación político-ideológica; sin embargo, fue uno de los elementos más sanos y de resultados más extraordinarios, aquella rebelión contra la izquierda establecida hasta entonces y sus personeros, tanto es así que, de sus filas brotó PODEMOS. En relación a los que participaron en las jornadas de mayo de 1968, Wallerstein decía algo, que 43 años después, podía decirse exactamente igual para el recién despertado pueblo español.
“Hemos venido argumentando que las formas que adoptó la lucha ideológica de los movimientos antisistémicos del mundo eran menos militantes de lo que parecían o afirmaban ser. (…) En realidad las fuerzas antisistémicas del mundo habían venido persiguiendo, en buena parte sin saberlo, el objetivo ideológico liberal de homogeneizar la integración al sistema. Pero al hacerlo por lo menos ofrecían esperanza, incluso una esperanza exagerada, e invitaban a adherirse a su causa con base es esas esperanzas y promesas. Cuando por fin se vio que las promesas no se cumplían se produjo primero una insurrección fundamental (1968) y después la ira de la desilusión (1989). Tanto la insurrección como la desilusión se dirigían más contra los presuntamente antisistémicos liberal socialistas que contra los liberales de pura cepa. Pero eso no importaba, porque el liberalismo había alcanzado sus objetivos por medio de esos liberal socialistas (y ciertamente también de los liberal conservadores) y nunca había sido capaz de ser eficaz solo” Wallerstein, Immanuel. Después del liberalismo. Capítulo IV. ¿La muerte del socialismo o el capitalismo en peligro de muerte?. Epígrafe 11. El colapso del liberalismo. Editorial Siglo XXI. Sexta reimpresión. 2011. Pág 242. Título original After liberalism. Primera edición en español 1996.
16. La izquierda antisistémica (y no solo PODEMOS) debe comprender que el momento actual no es reformista sino revolucionario. Acierta el politólogo cubano compañero Roberto Regalado cuando refiriéndose a la izquierda latinoamericana dijo algo válido para todas “la reforma progresista del capitalismo solo prosperó en aquellos lugares y momentos en que fue compatible con el proceso de reproducción del capital. Esa compatibilidad no existe hoy, ni en América Latina, ni en ninguna otra región del mundo” (“Reforma o Revolución” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=25252 las negritas son nuestras). Y decepcionaba sobre los mismo, el otrora en otros tiempos, cantor de la Revolución Cubana , y estímulo para la izquierda antisistémica mundial en su momento, Silvio Rodríguez cuando en entrevista a La Jornada de México en marzo de 2014 planteaba: “Sigo pensando que hay momentos de la historia que son revolucionarios, pero que la mayoría de las veces de lo que se trata es de evolucionar”, y aquello de que: “Los ricos no tienen que dejar de serlo, sólo pensar un poco en los que no tienen su suerte. Perdón por la utopía, pero cualquier otro camino me parece injusto e infinitamente más doloroso” (“Soñar con imposibles es posible; ignoro si aferrarse tenga sentido”. http://www.jornada.unam.mx/2014/03/01/espectaculos/a07n1esp)
Aunque no es el único desacierto del trovador antillano. En diciembre de 2014, conocimos el apoyo moral tácito expreso y con jactancia, que brindó al desclasado grupo cubano de rap Los Aldeanos, que junto a su hijo Silvito [y destacado El Libre] estuvieron en contubernio con los teje manejes de la USAID norteamericana (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), y sus programas culturales para el fomento de la contrarrevolución en Cuba, sobre todo en los jóvenes. Con una música y arte de pobre factura, y una letra de canciones que nadan invitan a la verdadera liberación del ser humano de la enajenación capitalista, queremos en nombre de la izquierda antisistémica española desautorizar al editor de Segunda Cita, ya que es una afrenta para muchos de nosotros leer eso que dice Silvio, que son los "desamparados" los que arropaban a estos raperos en España; las rechazamos, las consideramos injuriantes, las condenamos, y ofende que nos junte con enemigos y no con amigos de la Revolución Cubana. Somos desamparados, algunos de nosotros desempleados, sin esperanzas en la sociedad de la mercancía y el dinero, pero no aquellos que arropan a los raperos cubanos en España (Para ver declaraciones de Silvio Rodríguez. Y váyase la USAID… Rebelión 17 diciembre 2014. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=193296 , y sobre las pocas esperanzas que pueden suscitar los postulados socialdemócratas hoy en día, Wallerstein, Immanuel. La ilusión socialdemócrata. La Jornada 22 septiembre 2011. Disponible en http://www.jornada.unam.mx/2011/09/22/opinion/040a1soc
17.http://politica.elpais.com/politica/2014/06/16/actualidad/1402946493_140110.html Entrevista de pablo Iglesias a El País.
18. Podemos aparca el impago de la deuda y la renta universal. http://politica.elpais.com/politica/2014/11/27/actualidad/1417093951_581224.html
19. Alba Rico, Santiago. El lío de Podemos y los tres elitismos. Rebelión 6 de octubre 2014. Disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190447
20. Alba Rico, Santiago. El lío de Podemos y los tres elitismos. Rebelión 6 de octubre 2014. Disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190447. Las negritas resaltadas son nuestras.