Crear conciencia de clase y organizacion de los trabajadores alrededor de un programa revolucionario

Propuestas aprobadas en la Asamblea de la acampada de Sol

Éstas son las propuestas aprobadas en la asamblea de la protesta de Sol para la regeneración del sistema político y económico.

1. ELIMINACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS DE LA CLASE POLÍTICA:

o Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.

o Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.

¿Es posible el capitalismo en armonía con los recursos de la naturaleza y con la justicia social?

Puede que el titular sea algo ingenuo para muchos lectores, pero hemos llegado a una situación social que no nos permite contestar EL SOCIALISMO a todo. La percepción política varía en función de los cambios sociales y económicos, y los conceptos se entienden con matices de diferencia en cada generación. Hay que buscar argumentos que sepan responder a estos cambios en vez de repetir discursos que no lograron superar un capitalismo ya en decadencia cuando la generación de mis abuelos se despertaron políticamente. Las acampadas de los «indignados » nos enseñan por la enesima vez la necesidad de buscar nuevos caminos, discursos y maneras de ser partícipe en la rebelión social, evitando todo intento de estructurar el movimiento verticalmente o a buscar figuras «líder». Esta ruptura de formas anteriores de organización de las protestas sociales, políticas y de las movilizaciones solidarias viene de lejos. Para mi fue visible la primera vez en la campaña de Ayuda obrera a Bosnia a principios de los 90 donde los jóvenes lograron reducir el protagonismo político de los partidos de siempre, y paralelamente creció el movimiento 0,7 cuya importancia muchos no logramos a entender por su tímida exigencia. Sin embargo, de allí salieron luego muchos de los movimientos sociales y gran parte de la coordinación llamada «antiglobalización» que tanto impacto han hecho en las acciones sociales en el inicio de este siglo. Hemos llegado al momento cuando la nuevas generaciones nos obligan a sentarnos para escuchar su mensaje, el profe al fin está obligado a aprender de sus alumnos. Las verdades de antes se han convertido en mentiras: ya no se puede salir de la crisis a base de crecimiento, la estructura piramidal –por muy democrática que sea– de las organizaciones políticas y sindicales está caducada y ha perdido toda atracción. No obstante, en todo momento histórico de ruptura con lo antiguo sirve volver a estudiar la historia y las obras de los impulsores de la transformación social en otras épocas para poder redescubrir perspectivas olvidadas o ignoradas por la mayoría de sus seguidores. Marx y Engels dejaron en este sentido un material inagotable para orientarnos de nuevo, siempre que sepamos aplicar sus conocimientos en relación a las transformaciones sociales, en vez de hacer un copiar-pegar. Y, al inverso, de poco sirve buscar fórmulas anteriores del capitalismo para salir de la crisis actual dado que su sistema se encuentra en una decadencia reconocible por estratos sociales más allá de los que nos encontramos regularmente en las manifestaciones. Los consejos de Keynes quedan obsoletos cuando el crecimiento ya no da para más, si llegamos a entender que los recursos naturales del planeta son finitos. Pero este discurso anticapitalista no entra en el esquema ni de los representantes institucionales que se consideran comunistas o de izquierdas. Siguen insistiendo en la necesidad de crecer, «de forma sostenible», para salirnos de la crisis, en vez de orientar el discurso hacia una ruptura y cambio de sistema. El crecimiento se ha convertido en el lema de los cobardes por la izquierda que nunca encuentran el momento histórico para romper con el sistema en el que nacieron.

Euskadi De la prohibición de Sortu a la autorización revocable a Bildu

En la elecciones europeas de 2009 se produjo un episodio chocante: Iniciativa Internacionalista – la Solidaridad entre los Pueblos fue una candidatura denunciada por la fiscalía y prohibida por el Tribunal Supremo que recurrió al Tribunal Constitucional para ser finalmente autorizada a presentarse. El argumento de la fiscalía respondía a la posición del gobierno PSOE en aplicación de los Pactos antiterroristas celebrados con el PP y de su principal instrumento, la Ley de Partidos corregida, aumentada y endurecida para actuar incluso preventivamente contra partidos, listas, coaliciones o cargos electos que fueran acusados de colaboración o contaminación por el “complejo ETA-Batasuna”. El Tribunal Supremo, guardián reaccionario de la esencia del nacionalismo español, falló entonces contra II-SP como ahora contra Portu y Bildu y como antes lo había hecho contra ANV y otras candidaturas abertzales, con la anulación fulminante.

Los medios de comunicación no publican nada contra Telefonica

‘Lo llaman democracia y no lo es’

N de la R:

Una información recopilada por Josep Bel, dirigente sindical de Telefónica y miembro de CO.BAS., ante preguntas de ATTAC. Publicamos este texto por su interés y su denuncia ejemplar de un proceso generalizado.
Mayo 2011

CO.BAS valora positivamente la petición de ATTAC de nacionalizar una Telefónica que destruye empelo y precariza desde su privatización (PSOE hasta 1996 y el PP después, vendió todo el resto, el 20%). Es necesario limitar también los salarios de ejecutivos. Un titulado superior con 25 años de antigüedad, en Telefónica gana unos 65.000 euros, y un trabajador medio 35.000. Mientras, Alierta, el presidente debería ganar como mucho 5 veces mas, aunque ya seria una victoria que ganase 15 veces mas como mucho, ya que actualmente, con salario, bonus y los 4 millones de acciones que le dieron y sus dividendos gana 12,4 millones de euros al año y no 3 o 4 como aparecía en Publico. Si ponemos impuestos a los ricos, y no permitimos paraísos fiscales, debemos limitar estas impresentables remuneraciones de banqueros y ejecutivos agresivos en la destrucción de empleo. http://www.cobas.org/. Es importantísimo ver la evolución de los hechos:

Catástrofe nuclear en Japón: UNA AMENAZA SE CIERNE SOBRE LA HUMANIDAD: EL CAPITALISMO

“Hay que centrar el debate energético, llenarlo de concreción, estudios de todo tipo, aportaciones de científicos e investigadores que conocen la realidad de las cosas, y aportar a la sociedad suficiente información para que ésta escoja, se arriesgue y decida. La sociedad debe saber la verdad, toda la verdad, y no sólo la información sesgada de algunos que dicen ser lo que no son y que falsifican información por ignorancia o mala fe, aunque la mayoría de las veces por una mezcla carroñera de ambas.” (Juan Rosell, “¿Y después del petróleo qué?”, jefe de la patronal y miembro destacado del lobby nuclear español).

Los levantamientos árabes

Los levantamientos árabes
Movilización de masas sin precedentes hacia cambios históricos

Una oleada incesante de movilizaciones de masas recorre los países del Magreb y del mundo árabe desde el 17 de diciembre pasado, cuando la protesta hasta la muerte de un joven parado de Túnez prendió la mecha que hizo estallar el descontento largamente acumulado. Desde entonces han caído dictadores (Ben Alí, Mubarak) y sus gobiernos como en Túnez y Egipto, otros se tambalean sin solución como los de Yemen, Siria y Bahrein mientras se lanzan feroces represiones combinadas con promesas de cambio democrático y en alguno se entabla la guerra civil (Libia). La conmoción alcanza Argelia, Marruecos, Mauritania, Arabia Saudita, Irak, Jordania y hasta Palestina: en todas partes hay masas de jóvenes, trabajadores y desempleados que saben lo que no quieren, aunque todavía no tengan claro un programa y un objetivo común.

A 140 años de la Comuna de París: LAS LECCIONES DE LA COMUNA DE PARÍS

Se cumplen 140 años del primer intento de la clase obrera de asaltar los cielos. Nunca hasta entonces el poder había estado en manos de los trabajadores. En su corta existencia, la Comuna desarrolló una serie de cambios que impresionaron profundamente al movimiento revolucionario internacional. La Comuna se rebeló como el ejemplo del camino que la clase obrera internacional iba a tomar en el futuro, en su lucha por la emancipación.
No es casual que la gesta de los comunards pase hoy desapercibida. El derrumbe capitalista y su descomposición política es la causa de que la burguesía pase de puntillas sobre todo lo que suene a revolucionario. Ni siquiera para presentarla como un acontecimiento de la historia que nunca más ha de volver. Recientemente The Wall Street Journal alertaba que si no se suben los impuestos a los más ricos, puede desencadenarse una revolución social. Si después de 140 años, la burguesía teme a la memoria de la Comuna de París como si fuera la peste, ¿Qué podemos aprender de ella?

Alto a la intervención imperialista en Libia

Apoyo a los pueblos árabes y a su movilización independiente contra los tiranos.

Con el pretexto de una actuación humanitaria en defensa de la población civil libia, el Consejo de Seguridad de la ONU permite la intervención militar de potencias occidentales en la guerra civil libia. Tratan de aprovechar la división del país para imponer sus dictados neocoloniales y controlar la marcha del proceso revolucionario para que no escape a la obediencia de los intereses petroleros y geopolíticos occidentales.
Gadafi y su régimen estaban “haciendo los deberes”, asociándose con las multinacionales petroleras y gasistas, coordinando con la UE el control de la inmigración africana y renegando de sus pasados gestos contra el imperialismo. Recordemos los intereses españoles particularizados en los negocios de REPSOL en Libia que alcanzan los 30.000 millones. Pero la ola de levantamientos en el mundo árabe ha trastocado todo el equilibrio. Tambien Mubarak y Ben Ali eran fieles servidores del imperialismo, más fiables que Gadafi, pero dejaron de ser útiles cuando no pudieron soportar la presión de las masas: el imperialismo tuvo que buscar nuevos interlocutores.

2011: Rebelión y revolución en un solo cuerpo

No queremos menos que manifestar nuestro entusiasmo, admiración y solidaridad incondicional con las masas de trabajadores, trabajadoras y jóvenes de todo el mundo que con su acción están tirando al basurero de la historia frases como “la gente está domesticada” y “el capitalismo entra en crisis pero después resurge como el fénix”.

No: nada era como “parecía”, y nada volverá a ser ya como era.

A comienzos del 2011, la rebelión y la revolución van entrelazando sus manos como partes de un mismo cuerpo, al calor de una realidad básica y profunda: el terremoto del Kapital y sus réplicas. Y con su fuerza poderosa, rebeliones y revoluciones comienzan a hacer estallar algunos eslabones de esta gran cadena capitalista, “materialidad” que no podrá encontrar, de aquí en más, reparo suficiente ni calma duradera.

El giro electoral en Catalunya y la ofensiva contra las conquistas sociales

Las elecciones autonómicas del 28 de Noviembre han dejado un panorama político notablemente transformado, yendo mucho más allá de lo previsto en todas las tendencias anunciadas.
Los resultados son la expresión de varias fuerzas concurrentes: el desgaste y el descrédito de los partidos componentes del gobierno tripartito por su incapacidad para enfrentarse con autoridad y coherencia a la crisis, y por la polarización nacional que se ha ido gestando ante la frustración por el fiasco del Estatut y la irritación ante la represiva y clarificadora sentencia del Tribunal Constitucional, para la que el gobierno de la Generalitat no tuvo más respuesta que la sorpresa y el acatamiento institucional.

Distribuir contenido