Crear conciencia de clase y organizacion de los trabajadores alrededor de un programa revolucionario

Un debate urgente y necesario: DEL ANTICAPITALISMO HACIA EL SOCIALISMO

Decía Marx que un modo de producción sólo desaparece cuando agota todos sus recursos y capacidades para seguir desarrollándose. El capitalismo sin embargo hace tiempo que muestra signos de decrepitud. El último capítulo ha sido el actual derrumbe financiero, que abrió las puertas a la que quizás sea la más grave crisis de su historia. Algunos la equiparan con el crack del 29, pero las consecuencias y la profundidad de la actual todavía están por ver.
La actual crisis no empezó hace tres años, sino mucho antes, en la década de los 70 del siglo XX. Desde entonces la tendencia al estancamiento y la sobreproducción ha sido irrefrenable, sólo ralentizada por el crédito barato y el endeudamiento generalizado. Para escapar del colapso, el capitalismo se transformó en un gigantesco casino, en el que a través de la especulación, los capitalistas obtenían grandes beneficios a costa de incrementar la miseria. El estallido de 2008 fue la señal de que el intento de huir a sus propias contradicciones tocaba a su fin, y de que éstas no pueden ser superadas desde el sistema.

Abrir el debate. ¿HACIA DONDE QUEREMOS IR?

El pasado 31 de octubre, Kaos en la red y Rebelión publicaron un documento “Por un nuevo espacio político” (firmado por varios miembros del movimiento anticapitalista, entre ellos dos de nuestra revista). El artículo tiene un gran valor al abrir un debate del que estamos muy necesitados los partidarios de construir una organización de los trabajadores, si queremos estar a la altura del reto que nos plantea la ofensiva del capital. Sin embargo el manifiesto adolece de cierta confusión, que es necesario aclarar, y presenta algunas lagunas, que es importante llenar. Nuestra postura no es improvisada. Lo que los compañeros de En Defensa del Marxismo opinamos ya ha sido ampliamente expuesto en números anteriores de la revista.

Represion a ferroviarios argentinos: asesinado un militante del Partido Obrero. Nota enviada por EDM

Compañeros del Partido Obrero y de la Unión de Juventudes por el Socialismo:

Nos hemos enterado con estupor e indignación del asesinato de Mariano Ferreyra a manos de una banda de pistoleros de la Juventud Sindical y de la Unión Ferroviaria de José Pedraza, que contaba con la complicidad policial. Queremos enviarles nuestra solidaridad incondicional y nuestra más firme condena de los hechos. Estamos convencidos de que este crimen no es casual, sino que forma parte de una ofensiva del gobierno de Cristina Fernández y la patronal contra los trabajadores.

Como en el estado español, la dictadura militar dió paso a la "democracia", sin desarticular el viejo aparato represivo que tantos asesinatos protagonizó. La "democracia" del Capital necesita de sus sabuesos para asegurarse de que el pueblo trabajador no pueda romper sus cadenas y poner en peligro sus privilegios y propiedades.

El SAT acuerda no acudir a más juicios como forma de protesta

Como respuesta a la profunda y persistente represión policial y judicial que nuestro sindicato viene sufriendo desde su creación hace apenas 3 años, el Comité Ejecutivo Nacional acordó por unanimidad el pasado viernes no asistir a más juicios ni citaciones policiales hasta que no cese la persecución contra el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

Esta postura se hará efectiva a partir de hoy, y ha sido anunciada por Cañamero a la salida de un juicio en el que tanto él como Sanchez Gordíllo han declarado como imputados por "desórdenes públicos".

En tal juicio, se les estaba acusando de desórdenes públicos por los hechos ocurridos delante de la Casa Rosa el año pasado. Allí los trabajadores concentrados fueron desalojados violentamente por la policía nacional. El desalojo tuvo como consecuencia varios trabajadores heridos, algunos de los cuales fueron evacuados en ambulancia hasta hospitales cercanos.

La necesidad del decrecimiento económico

El suplemento de Lluita Internacionalista nº 101 (enero 2010) publica un artículo con título que crea atención: “¿Decrecimiento o Revolución?”. El titular pone el lector ante la elección entre uno y otro, sin opción de poder combinar los dos conceptos. En las últimas décadas ha crecido la conciencia sobre los límites de los recursos naturales del planeta y el actual expolio de ellos por el sistema productivo actual, aspecto que durante mucho tiempo fue ignorado por la izquierda tradicional, probablemente porque no entraba en el esquema algo simplificado de la lucha de clases en el que muchos habíamos estado formados. La preocupación ecológica estaba generalmente considerada como una desviación pequeñoburguesa de la lucha de clases. Poco a poco las cosas están cambiando, gracias sobre todo al surgimiento de las movilizaciones internacionales del movimiento altermundista/antisistema, que nos ayudan y obligan a matizar la realidad antes aprendida si no queremos aumentar nuestro aislamiento. Pero este cambio no llega a asimilarse con el mismo ritmo en todas las organizaciones anticapitalistas. Ante esta perspectiva considero que el suplemento está cerrando puertas a una batalla que está tomando un protagonismo político y social cada vez más acentuado.

El “ajuste fiscal”, la reformas laborales y otros ataques sociales (editorial edm nº 85)

Finalmente, tras dos años de cuentos y de paños calientes, el gobierno ha decidido las víctimas de los recortes para reducir el déficit público. Y no son otros que los pensionistas, funcionarios, trabajadores de empresas públicas. A la hora de cortar por lo sano se sacrifica a los más humildes, a los que no tienen escapatoria y poca capacidad de oponerse.
Ante esto surgen preguntas como: ¿se ha cambiado la política del gobierno PSOE? ¿cuál es, en realidad? ¿ha concluido el “diálogo social”? ¿qué papel les queda a los “agentes sociales”? ¿servirá este fuerte recorte para aliviar la crisis y generar empleo, o más bien lo contrario?

Mensaje de una madre al embajador israelí en España

Señor Raphael Schutz, embajador de Israel en España: soy la madre de
David Segarra Soler [fotógrafo que iba en el convoy atacado por el Ejército
israelí en aguas del Mediterráneo]. Son las cinco de la mañana del 2 de
junio, amanece en Valencia y acabo de enterarme de la liberación de todos
los secuestrados en territorio israelí, entre ellos, mi hijo. Debo confesarle
que en estos momentos no siento ningún odio ni hacia usted ni hacia el Estado
que representa, pero no por un motivo altruista, ni noble, ni religioso,
sino por puro egoísmo: el odio destruye. Y un buen ejemplo de ello lo está

Comentario final sobre “Decrecimiento o revolución”

En marzo este año hice una crítica al suplemento de Lucha internacionalista 101 de enero (1), que sinceramente me parecía muy sectaria ante un problema candente que moviliza cada vez más gente de procedencia diversa. Ahora, con la respuesta de Josep Lluís, veo que las trincheras se han hecho más profundas. Lamento haber provocado la reacción contraria a la intencionada. De momento sólo puedo constatar que no llegamos a acercar posiciones. Probablemente hace falta un poco de tiempo y algunas experiencias más para poder llegar a debatir con más base común. De todas formas voy a hacer unos últimos comentarios que podrían ser útiles para algún lector interesado en el tema.

RESPUESTA A LA CRÍTICA DEL COMPAÑERO JONAS (Recibido de Lluita Internacionalista)

Debate sobre decrecimiento o revolución
30 de mayo de 2010
Josep Lluis del Alcazar

Hemos leído con atención la polémica que hace el c. J. sobre nuestro suplemento «Decrecimiento o revolución» en http:// www.decrecimiento.info/2010/ 05/necesidad-decrecimientoeconomico. html.
Y queremos hacer las siguientes consideraciones.
1.- Eliminando falsas discusiones: ecología y decrecimiento.
El texto hace una permanente identificación entre ecología y decrecimiento como si fueran dos caras de la misma moneda y de ahí se infiere que si LI critica el decrecimiento desprecia la ecología. Primero hay que eliminar falsas discusiones. Ecología es la ciencia que estudia los ecosistemas. La preocupación por la ecología será pues la preocupación por las actividades humanas que introducen fuertes desequilibrios en ellos. El decrecimiento es una corriente de pensamiento político, económico y social que plantea la necesidad de reducir el crecimiento para evitar esos desequilibrios. Así pues entre la ciencia y la corriente política que da una respuesta hay una diferencia sustancial. El decrecentismo no tiene el monopolio de la lucha por la defensa de los recursos naturales. Compañeros/as que se consideran ecologistas no se consideran decrecentistas. Hay soluciones «ecologistas» desde la derecha, como algunos grupos verdes; desde supuestos ecosocialistas, gestores del capitalismo y la privatización; desde algunos premios Nobel como Al Gore, fabricados por el propio imperialismo que más consume y despilfarra…y también desde la izquierda revolucionaria.

¿Democracia o dictadura del Capital? (Colaboración recibida de un lector)

Alguien dijo que la hipocresía es el homenaje que rinde el vicio a la virtud. Y el demócrata Durán i Lleida, para no ser menos, hizo su propia exhibición en el círculo ecuestre de Barcelona, dando su más rendido homenaje a la “democracia” que tenemos. Rodeado de sus amiguetes de una de las asociaciones más selectas y aristocráticas del país, y piropeado por tanto banquero, aristócrata y empresario, finalmente no pudo evitar que se le aflojara el esfínter bucal. Después de jactarse de haber salvado al capitalismo europeo por su apoyo al gobierno “socialista” en la votación sobre la política de ajustes, a este señor tan inteligente no se le ocurrió otra cosa que comentar que no había ninguna urgencia en darle la patada a Zapatero (ese “cadáver político” como dijo hace unos días), porque ¡gracias a dios! No gobierna él, sino “Europa y los mercados”.

Distribuir contenido